“El covid-19 ha adelantado la caída del ciclo alcista del residencial en España”

Para algunas APIs, el covid-19 ha sido un revulsivo para su actualización tecnológica. Para otras, una forma de innovar en su negocio y, en otros casos, una obligación de dejar en stand by sus planes hasta nuevo aviso, pero sin dejar de operar. Este último es el caso de AProperties, que asegura que la crisis del coronavirus les ha obligado a frenar en seco y seguir, de la mejor manera posible, con su actividad sin grandes aspavientos. Armando Lasauca, consejero delegado de aProperties, dice que ahora sus esfuerzos están puestos en la salida del confinamiento y atisba que la recuperación no se materializará antes de 2021.

“Independientemente del coronavirus, si bien es cierto que ha hecho daño al negocio residencial, ya veíamos que el ciclo alcista del mercado inmobiliario estaba llegando a un punto tan alto de transacciones y precios que el siguiente paso era que empezara a caer”, explica Armando Lasauca. “Esta caída se esperaba a un par de años vistas, y el covid-19 la ha adelantado”, añade.

La inmobiliaria, que forma parte del grupo aFinance, basa su teoría en los cambios de ciclo del inmobiliario. “Ha habido recesiones a finales de los 70, a principios de los noventa y en 2008, que es la que más recordamos por su proximidad en el tiempo. Todo indicaba que en 2022 iba a haber otra recesión, pero no se esperaba ni tan pronto ni de esta magnitud”, dice Lasauca.

A AProperties había empezado el año con buen pie. “En lo que llevábamos de 2020, la facturación y las operaciones que se habían firmado superaban a las del año anterior en un 30%, principalmente porque el mercado continuaba muy activo y porque habíamos expandido nuestro negocio con oficinas en Madrid y Valencia y estas estaban creciendo de manera natural”, asegura el directivo.

La llegada del covid-19

La compañía está especializada en un segmento de mercado medio-alto, alto y muy alto, con un ticket medio de 700.000 euros por activo. No obstante, su negocio está sufriendo como el de todas las inmobiliarias, ya que el coronavirus ha paralizado casi por completo la actividad. “Cuando vimos lo que venía, lo primero que decidimos hacer fue parar la inversión y revisar los gastos estructurales -asegura Lasauca-; marzo lo hemos salvado bien porque llevábamos un buen recorrido y gracias a la firma de operaciones pendiente, pero abril ha sido malo”.

“Este mes hemos cerrado alguna operación que ya estaba vista y negociada, era cuestión de la decisión final, pero nuevas no ha habido a penas”, explican desde la compañía.

Respecto a cómo evolucionará el sector tras la crisis del covid-19, Lasauca asegura que puede tomar distintas direcciones. “La bola de cristal no la tiene nadie, pero está claro que ha afectado de manera muy negativa. Va a provocar un empobrecimiento a corto plazo. Cuando podamos salir se retomará la actividad, pero muchas agencias no podrán porque esto será fulminante”.

“Una vez se levante el confinamiento podremos volver a operar, pero no salvaremos 2020 en cuanto a números. La incertidumbre llevará a una corrección de los presupuestos internos de las empresas del 30%: ya que sabemos que vamos a facturar menos, debemos recortar revisar nuestros gastos”.  “Si bien es cierto que estamos teniendo leads, ya que mantenemos nuestra presencia en portales como idealista, la ratio de conversión está sujeta a cuando acabe el confinamiento y puedan materializarse las visitas”.

En cuanto a los precios, el directivo predice que “este año seguro que habrá una bajada de precios por la crisis (que según el empresario se espera en forma de V), pero es una reducción que posiblemente se corrija en 2021”.

 

 

Fuente: Idealista

  • Barcelona

    935 288 909

    Paseo de Gracia 85, 8ª planta

  • Madrid

    918 005 464

    Serrano 60, 4ª planta

  • Valencia

    961 285 965

    Calle Mossen Femades 3, bajo dcha. Ed. Lauria

  • Sant Cugat del Vallès

    935 288 909

    Plaza Ausiàs March 1, 4ª planta

Contacta con nosotros